MÚSICA Y LETRAS

 

SOYLA

Álbum debut

El primer álbum de la formación de Barcelona, que lleva el mismo nombre que el grupo, está disponible en todas las plataformas digitales desde el martes 21 de julio.

Con estos diez temas SOYLA presenta su música al mundo y nos ofrece el estilo personal del grupo, que mezcla el indie rock con pinceladas de estilos muy diversos.

"SOYLA" trata sobre los sentimientos crudos del mundo actual, desde las relaciones, con sus puntos buenos y sus puntos tóxicos, a los sentimientos de desconexión y soledad que nacen de la digitalización.

El álbum ha sido producido por Manuel Colmenero (Vetusta Morla, Nena Daconte...) y la portada del álbum es obra del reconocido fotógrafo Biel Capllonch y el director creativo Edu Pitarch.

ESCÚCHALO EN

  • Spotify - Círculo Negro
  • iTunes - Círculo Negro
  • Deezer - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Amazon - Círculo Negro
  • Tidal - Círculo Negro

y en el resto de plataformas digitales

 

6 GIGAS

Heridas que se abren

desde el interior.

Sueños que mueren

en vidas de repetición.

 

Si alguien quieres conocer,

sigue líneas del circuito

en internet.

Deja el cara a cara atrás,

muere por un like y olvídate

de amar.

Aún recuerdo tu olor

al cruzar

el desván

Todo tacto se esfumó

al clicar

y navegar

 

Seis gigas de soledad.

Besos fríos

en un mundo digital.

 

Quizás puedas comprender

que prefiera tener miedo

a no sentir.

Qué cerca estoy

de largarme...

Cuento los días sin teclear.

Todo tacto se esfumó

al clicar

y navegar

 

Seis gigas de soledad.

Besos fríos

en un mundo digital.

 

Seis gigas de soledad.

Besos fríos

en un mundo digital.

 

GRITOS

Cuántas veces me he mentido

diciendo la verdad.

Cuántos días no he dormido

queriendo despertar.

Y aún así estás aquí,

y aún así me aguantas.

 

Cuántas lágrimas causadas

sin más profundidad

Cuánto daño te he creado,

miradas que se van.

Y aún así vuelves,

y aún así me hablas.

 

Al fin voy a sentir

hasta ver lo que es sufrir

sin tu esencia aquí.

Tengo que luchar por ver tu reflejo al mirar.

Siento que eres la luz que me puede ocultar.

 

Al fin voy a sentir

sin tu esencia aquí.

 

Inocencia que se pierde

por noches de burdel.

Ilusiones que se mueren

por no querer crecer.

Y aún así vuelves,

y aún así me hablas.

 

Al fin voy a sentir

hasta ver lo que es sufrir

sin tu esencia aquí.

Tengo que luchar por ver tu reflejo al mirar.

Siento que eres la luz que me puede ocultar.

 

Al fin voy a sentir

hasta ver lo que es sufrir

sin tu esencia aquí.

Tengo que luchar por ver tu reflejo al mirar.

Siento que eres la luz que me puede ocultar.

 

Al fin voy a sentir.

 

ÁNGEL SOBRE BERLÍN

Real decreto de mi ser,

sudor, caricias y luz.

Hotel, cortinas, sin querer,

ausentes en un tragaluz.

 

Observo un sueño no invernal;

no sé, pareces de marfil.

No tengo nada que ofrecer,

solo tormentas que no tienen fin.

Remito carta al otro mes de abril,

repito errores en un bucle solo.

Me cambias reina por un viejo alfil,

no quise verte despegar tan pronto.

Y ahora caigo...

Caigo y me desmonto.

Seré locura y soledad,

veré tus labios sin voz.

Seré un mensaje sin maldad,

síntoma de odio aún precoz.

Saldré, huiré de la ciudad,

del vacío y del temor.

Seré una piedra en alta mar,

el ritmo de un ser menor.

Saldré, huiré de la ciudad,

del vacío y del temor.

Seré una piedra en alta mar,

el ritmo de un ser menor.

 

Haré cenizas el pasado,

prendiendo este arlequín.

Tendré aquello que no has dado,

un ángel blanco sobre Berlín.

 

IMPERIO DE SAL

Llegué bien

tras horas de venganza en un salón

de trapecistas.

Te miré,

vi un guiño de pasión que colapsó

todas las vistas.

 

Gente celosa

de nuestras pieles temerosas

de cielos verdes.

Pretenden ser

monstruos que devoran lo que queda

del atardecer.

 

Puede ser

que levite bajo el mar,

en secreto.

Puede ser que me evites, al final,

soy imperfecto.

Seré

aquel perfecto imperfecto

que hará

con juegos sucios tu imperio

de sal,

donde hay espejos sin reflejos

que harán

que tu reacciones, tú comprendas.

Llevé bien

tus idas y venidas en cuestión

de amaneceres.

Capté en mí

silencios de siluetas que al pasar

ya no estaban.

Puede ser

que levite bajo el mar,

en secreto.

Puede ser

que me evites, al final,

soy imperfecto.

 

Seré

aquel perfecto imperfecto

que hará

con juegos sucios tu imperio

de sal,

donde hay espejos sin reflejos

que harán

que tu reacciones, tú comprendas.

 

SOY FICCIÓN

No me ves

cuando espío tu ser,

leyendo tal vez

con ojos sin luz.

 

No hay nadie aquí

a quien vencer.

Pasarás sin más,

me olvidarás.

 

Háblame.

No me ves.

Soy ficción,

tú mortal.

 

No estaré

viéndote caer.

Guardaré tu ser

en otro lugar.

Tu silencio incendiaré

con fuego en el mar.

Y verás arder

tu fragilidad.

 

Háblame.

No me ves.

Soy ficción,

tú mortal.

Soy ficción,

tú mortal.

 

Puedo oír

que otra vez tu voz

expresa temor

y miedo.

Estoy aquí

luchando por tí,

pero no hay nadie

a quien derrotar.

Mírame.

No te ves.

Soy ficción,

immoral.

 

Mírame.

No te ves.

Soy ficción,

immoral.

 

Háblame.

No me ves.

Soy ficción,

tú mortal.

 

OLA IMPERFECTA

Yo llegaba,

el circo estaba montado sin más;

hombres de negocios y águilas.

Alegaban,

habían conquistado el jamás;

elefantes, trapecios y engaños serán.

 

Minas de mi euforia en la noria.

En la noche dudaban si querer entrar.

Me hablaron del mar,

de una ola al este del Edén.

Viajé sin hablar

contra un mundo sin creer en él.

Seguí una señal,

un reflejo y quemo mi piel.

Me van a cazar

si no encuentro un destino menos cruel.

Escapistas,

enanos descalzos, mezcal;

tratan de empujarme en la playa.

La tormenta,

la lluvia, diluye la sal.

Me lanzaron, querían que fuera irreal.

No dormía,

mis ojos querían soñar

caras de fantasmas pasados.

No creía

que esto pudiera pasar,

su aliento me ahoga al respirar.

 

Me hablaron del mar,

de una ola al este del Edén.

Viajé sin hablar

contra un mundo sin creer en él.

 

VOCES

Esa voz

que grita sin parar,

que no me deja en paz.

No se va,

decide que ya está,

que no se va a largar.

 

Son las tres.

La noche brilla más,

viaje sideral.

Ella va, 

se gira y vuelve ya,

Me viene a despertar.

Voces internas

que se oyen fuera.

Ruidos eternos,

palabras ciegas.

Golpes de fuerza

en mi cabeza.

Miro hacia dentro, 

sin luz ni riendas.

Esa voz

que grita sin parar,

que no me deja en paz.

Es mental, 

lo que oigo no es verdad,

susurros de metal.

 

Y está con juicios

que pesan al pasar.

Y está bien dentro,

no me deja escapar.

Escapar…

Voces internas

que se oyen fuera.

Ruidos eternos,

palabras ciegas.

Golpes de fuerza

en mi cabeza.

Miro hacia dentro, 

sin luz ni riendas.

Voces internas

que se oyen fuera.

Ruidos eternos,

palabras ciegas.

Golpes de fuerza

en mi cabeza.

Miro hacia dentro, 

sin luz ni riendas.

 

Escapar… 

Escapar…

Escapar.

 

ROBOTS

He encendido la tele

y he visto que no.

Que no hay vida escondida 

en cajitas de rayos lunares.

Me he vestido y he dicho

“Véte a dar una vuelta”.

Esos días que pasan 

sin prensa ni luz en la puerta.

 

He encendido la tele

y he visto que no.

Que no hay vida en la gente 

que fija la vista en el suelo.

Son robots que desfilan 

y creen que se ven sin mirarse.

 

Me miro las manos,

empiezo a digitalizarme.

¿Y de qué sirve el aire si no respiramos?

¿Y por qué esos cafés en bares olvidados?

Coge a quien tengas cerca fuerte de la mano.

Y vete hasta el infinito riendo de lado.

 

He encendido la tele

y he visto que no.

Que hay programas que insultan

y dejan muñecos de cera.

Son personas que bailan

a ritmo de lenguas de fuego.

 

Vergüenza distante,

empiezo a digitalizarme.

¿Y de qué sirve el aire si no respiramos?

¿Y por qué esos cafés en bares olvidados?

Coge a quien tengas cerca fuerte de la mano.

Y vete hasta el infinito riendo de lado.

 

He masticado el momento que tengo delante

Pasando del futuro y del pasado errante.

He visto en el espejo a alguien distante.

Sus ojos eran los míos, pero más brillantes.

 

FLECHAS

Ironía, 

frases sin codificar.

Mis excusas

son mensajes sin borrar.

Disciplina

en el arte de engañar.

Asesinas

tus miradas frente al mar.

 

Y cuentan los muebles

historias feas,

de pasiones ciegas.

Dicen que unas manos

rompieron a llorar.

Sin querer te odiaron.

 

Y tus flechas

son cada pensamiento;

tus balas,

lo que perfora mi sien;

tus miedos,

la ansiedad que me acompaña.

Y tus flechas

son cada pensamiento;

tus balas,

lo que perfora mi sien;

tus miedos,

la ansiedad que me acompaña.

 

Laberintos 

de lenguaje bipolar.

Crucigramas

de mentira editorial.

Entrevistas

que falsean la verda.

Decorados

de Antonieta sin mezclar.

 

Y tus flechas

son cada pensamiento;

tus balas,

lo que perfora mi sien;

tus miedos,

la ansiedad que me acompaña.

Y cuentan sus prendas

historias ciertas

de pasiones vivas.

 

Y tus flechas

son cada pensamiento;

tus balas,

lo que perfora mi sien;

tus miedos,

la ansiedad que me acompaña.

 

GUARDIÁN DEL CENTENO

Quiero amarte

como tú me amas,

y no decir que te quiero

sin amar.

 

Quiero verte

como tú me miras.

Sin miedo a ser lo que tú

ves en mí.

 

Más sin engañar

hoy te encuentre.

Más sin preparar

todo vuelva a cambiar.

Pasión sin sentido.

Reacción…

 

Y descubro 

que ni amo ni quiero.

Son caminos de barro

en que me muevo.

Y no avanza

mi guardián del centeno.

Sus vocales bailan notas

en tu pelo.

Más sin engañar

hoy te quiero.

Más sin preparar

todo vuelva a cambiar.

 

Pasión sin sentido.

Reacción…

 

Pasión sin sentido.

Furor...

  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Spotify - Círculo Negro
SOYLA_NEÓ_BONA_QUALITAT_1800px.png